Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 6 mayo 2015

Venezuela y Petkoff

TEODORO PETKOFF

¿Y qué tiene que ver el ictus con un tipo que tiene un nombre tan raro? Realmente nada y todo. Veamos.
A Teodoro Petkoff le han dado el Premio Ortega y Gasset de periodismo por su trabajo en la puesta en marca del diario Tal-Cual que se edita en Caracas, lugar donde ahora no es muy cómodo ser buen periodista. Petkoff es un hombre con una biografía llena de cosas. Fue fundador y dirigente del MAS (Movimiento Al Socialismo), partido que renovó la izquierda latinoamericana. A mediados de los setenta me visitó en Madrid, que era una ciudad que vivía bajo los coletazos de un franquismo moribundo.
Petkoff siguió las normas más educadas de la clandestinidad para que nos citáramos. Estuvimos hablando largo tiempo de los cambios en el comunismo, que en España abanderaba teóricamente Fernando Claudín. Ludolfo Paramio y yo llevábamos una revista teórica marxista llamada Zona Abierta. Esa revista y sus artículos eran lo que llamaba la atención del venezolano.
En un momento de la conversación me dijo:
– Sigue siendo dura la represión.
Yo le contesté extrañado que no sabía por qué decía eso, que cada vez era más fácil pelear con la censura. Entonces él me preguntó:
– ¿Y por qué entonces tantos pseudónimos?
– ¿Qué pseudónimos? Le contesté.
Y él abrió el ejemplar de la revista que llevaba encima y empezó a leer:
– Valeriano Bozal, Alberto Corazón, Ludolfo Paramio, Leopoldo Lovelace, Jose Luis Acero…. Tu eres el único con nombre verdadero, ¿no?.
Me eché a reír. Todos los nombres eran verdaderos, no había ningún pseudónimo. Pero yo nunca me había dado cuenta de la colección de rarezas que se acumulaban allí en la mancheta. El colmo era que me lo planteara alguien que se llamaba como él.
Cuarenta años después, el ictus no me permite ir a la ceremonia de entrega de los Premios Ortega y Gasset a Teodoro y los demás. A mi me lo dieron hace unos años, y se que es un momento muy emocionante para un periodista. Ahora, si además el periodista es venezolano, aumenta la emoción.
A Teodoro y a mi nos ha unido la historia de dos dictaduras menguantes, una de ellas disfrazada de democracia participativa. Intentaré hacerle llegar un abrazo. Quizá se acuerde de mi.
Ahora voy a hacer los ejercicios de deglución. Como hay que decir a veces palabras raras diré seguido todos los nombres del consejo de Zona Abierta.
Y varias veces Petkoff.

Anuncios

Read Full Post »