Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 11/01/13

Asimetrías

 

Da un cierto alivio leer que el PSC va a votar que no al texto soberanista aprobado por la conjunción CDC-ERC en el Parlamento catalán. Los socialistas catalanes han percibido que se trata de una propuesta de independencia; bueno, han advertido más, se han dado cuenta de que no es respetuosa con la ley.

Los hooligans del nacionalismo catalán ya empezaron a decirlo antes de las últimas elecciones: o se negocia con ellos, o se revienta la legalidad. Esa postura no augura muchas posibilidades de acuerdo, porque los ciudadanos de este país nos podríamos enfadar. La Constitución se votó en 1978 en un referéndum que dio un resultado positivo más que desahogado por el sí. Para deshacerla, hay que conseguir algo similar, otro porcentaje bien alto que esté de acuerdo. No es imaginable, por ejemplo, que un cuarenta por ciento del censo de catalanes pueda cambiar la voluntad registrada de un ochenta por ciento de españoles (catalanes incluidos, que hay que recordarlo). Sería un fraude como poco y un golpe de Estado como mucho.

Hasta que se de una votación no puede haber ningún tipo de negociación.

Imaginemos que se cumplen los procedimientos y los pasos, y se hace una pregunta clara, algo así como “¿Estaría usted a favor de que Cataluña se constituyera como Estado independiente?” Yo respondería que sí, siempre que los programas de los partidos que estuvieran a favor incluyeran unos compromisos de respeto de derechos de minorías también muy claros. Y en este caso, las minorías serían los que quisieran seguir siendo españoles en Cataluña.

Negociar antes de eso no me parece sensato. Y menos aún lo que propone mi querido amigo Joan Thomàs en su bien armada columna de ayer en El País. Un federalismo asimétrico. ¿Asimétrico en qué? ¿En la Hacienda, en la cuestión de la lengua? La asimetría me parece injusta por sistema. Ya la tenemos en Euskadi, caso en el que sólo el miedo al “conflicto” ha impedido que se aborde seriamente el debate sobre el cupo, que beneficia justamente (o sea, injustamente) a las comunidades más ricas de España, que no pagan sino que reciben de todos los demás. Es la solidaridad a la inversa. Patxi López pide que hablemos claro. Pues hagámoslo: lo primero que podría hacer él, que se lo sabe y de quien, además, no dudo sobre la sinceridad de su propuesta, es contarnos cómo ve lo del cupo. La última aportación, muy bien explicada y muy clara, la ha hecho ayer en su blog (desde aquí se puede acceder) Gaizka Fernández Soldevilla.

Aceptemos todos la oferta de Patxi López. Y debatamos de una vez, en serio y sin bromas, sobre el trasfondo de las peticiones de independencia, las reivindicaciones de federalismo o las que quieren seguir en el status quo. Alguien tan brillante como Mas-Collell no puede seguir diciendo lo de “Madrid nos roba”. Eso, que lo deje para el famoso historiador Oriol Junqueras (alguien a quien todo el mundo celebra porque sabe leer y escribir, más de lo que le pedía Baroja a cualquier nacionalista).

Anuncios

Read Full Post »