Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31/12/12

Rouco Varela

     El jefe de los obispos de Madrid, que es hombre de mucho mandar, protagonizó un acto en la plaza de Colón de Madrid durante el que desgranó las curiosas teorías de la Iglesia sobre la vida en general. El matrimonio y la familia centraron su discurso, expuesto ante decenas de miles de entusiastas procreadores. (Los asistentes a los mítines de Rouco Varela tienen muchos hijos, ¿será que tienen una pulsión sexual desaforada?). La crisis económica es, según muchos jerarcas de la institución, fruto del pecado, del desorden sexual, y del aborto, ese crimen masivo que muchas mujeres se empeñan en practicar. Se quedan preñadas solo por el placer de matar luego al nonato. La cuadrilla de encapuchados que escoltaba al jefe no ha podido nunca experimentar el placer de abortar, de eso les ha librado Dios al concederles la condición de machos. Pero saben de ello, saben mucho más de ello que todas las mujeres que han abortado por capricho. Los fans de Rouco llevaban muchos paraguas con los colores del Vaticano, que es un Estado extranjero. ¿Rouco estaba allí adoctrinando como representante de ese Estado? Hay que mirarlo, no sea que se trate de una intromisión en la política interior española. El ministro García Margallo debería analizarlo, o el de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, que está también enfangado en la cruzada contra las caprichosas abortistas.

No tuvo tiempo Rouco Varela de hablar de la pedofilia, de la enorme cantidad de niños que han sido víctimas en nuestro país de algunos de sus militantes algo dados a la pederastia. Ni habló de ellos ni pidió perdón en nombre de su club.

Pero, claro, todo tiene su explicación: abusar de un niño no provoca embarazos; por tanto, no conduce al crimen del aborto.

A mí hay cosas del cristianismo que me siguen gustando. Por ejemplo la frase de Cristo referida a los pederastas: al que escandalizare a un  niño más le valdría atarse una piedra de molino y echarse al mar. Para eso no hay perdón… salvo si habla uno con Rouco o alguno de sus encapuchados obedientes a la disciplina del país extranjero.   

Anuncios

Read Full Post »