Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28/11/12

Bolcheviques

Nunca ha habido en España el riesgo de que se instaurara una dictadura comunista. La República no habría desembocado en eso, de ninguna manera, pese a los miedos de la derecha y la Iglesia. Y después, la geopolítica nos salvó, porque pasamos a formar parte de Occidente tras la II Guerra Mundial.
Eso ha permitido que se pudiera ser comunista en España sin necesidad de alcanzar la categoría de canalla y asesino, salvo en los tiempos de la guerra, cuando el asesinato de Nin y otros cuantos hechos repugnantes enlodaron la trágica historia republicana.
Sobre todo, durante los años más duros del franquismo. Santos Juliá lo contaba el otro día hablando de Javier Pradera. La opción de él y de muchos otros, de miles de muchos otros, se convirtió en una elección por la decencia frente a la dictadura, porque los comunistas fueron quienes mejor lucharon contra ella.
Leo dos libros simultáneamente: el de Juliá, Camarada Pradera (Galaxia Gutenberg) y Contra toda esperanza (Acantilado) que son las memorias de Nadiezhda Mandelstam, la mujer del poeta. El stalinismo alcanzó unos niveles de abyección que no pueden, ni siquiera en la distancia, imaginarse. No hace falta: nos lo ha contado mucha gente lúcida y valerosa, como Nadiezhna, sin ahorrar nada.
Estoy de acuerdo con Juliá sobre Pradera. Y seguramente él también se hace la pregunta: aquellos hombres decentes que luchaban contra Franco bajo la bandera del comunismo, ¿habrían sido capaces de construir en los años cincuenta un sistema como el bolchevique en el improbable caso de que hubieran accedido al poder? Me temo que la respuesta es que sí. La historia, que es una diosa arbitraria, nos ha librado de la terrible posibilidad de comprobarlo.

Anuncios

Read Full Post »