Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 octubre 2012

Decisiones de Rajoy

Oido hoy en la tribuna del Congreso de los Diputados.

El presidente del gobierno, en respuesta a una pregunta del Grupo Mixto ha dicho:

-A veces, lo más difícil es no tomar decisiones.

No se me ocurre ningún comentario.

Read Full Post »

Telemadrid

 

 

Hubo un tiempo en el que Telemadrid fue un ejemplo para otras televisiones autonómicas por la calidad de sus informativos, el equilibrio y la independencia de sus periodistas. Eso tuvo mucho que ver, seguramente, con que alcanzara buenos niveles de audiencia.

Esa cualidad se mantuvo hasta que fue relevado de la dirección general un excelente periodista, Francisco Giménez Alemán. En aquella época gobernaba la Comunidad de Madrid Alberto Ruiz Gallardón.

Cuando a Gallardón le sucedió en el cargo Esperanza Aguirre, la ahora ex presidente nombró como sucesor de Giménez Alemán a Manuel Soriano. Desde aquel momento, los informativos del canal público se convirtieron en una especie de vertedero de sectarismo, mal tono y amarillismo. Los profesionales, que estaban acostumbrados a ser periodistas decentes, se opusieron con todas las armas que tenían en la mano a la tropelía. Pero no consiguieron ganar la batalla. Las sucesivas direcciones nombradas por el ala más chusca del PP ingeniaron un eficaz sistema para llevar el agua a su molino: duplicaron todos aquellos puestos cuyos titulares les daban molestias, y asunto zanjado. La plantilla se hinchó casi hasta reventar. No importaba el coste que eso tuviera.

Pero llegó la crisis. La audiencia jamás se recuperó (es ridícula ahora), y la publicidad bajó drásticamente. La televisión madrileña es, desde hace tiempo, un pozo sin fondo. Y el PP gobernante en Madrid ha extraído una conclusión: sobra gente. Y puede que, incluso, sobre televisión. En lo segundo tienen razón, porque ya no es un medio público, sino un basurero. En lo primero, la verdad es que también, porque sobran una enorme cantidad de directivos nombrados a dedo cuya única función es medrar e impedir que eso funcione de una manera decente.

Lo más probable será que Telemadrid acabe vendida a precio de saldo a algún empresario que quiera tener una cadena más. Y de los excelentes profesionales que aún quedan dentro, se engordará la lista de parados, que ya está nutrida de gente lista y decente.

Yo lo lamento por lo que fue Telemadrid, y por esos profesionales. No lo lamento por lo que es ahora. Los que aún la vean se tendrán que sumar a sitios como Intereconomía, que es su fraternal competencia ideológica.

Hasta ahí nos han llevado. También en eso.

Read Full Post »

identidades

LA IDENTIDAD DE LOS OTROS

 

La verdad es que esto de la identidad es un asunto endiablado. Sobre todo, si tiene uno que definir la propia. La de los demás, se resuelve con cierta facilidad a base de aplicar a los habitantes de un lugar cualquiera lo que está a la vista. Por ejemplo, yo no me siento negro por razones evidentes si se me puede ver físicamente. De forma parecida se puede razonar que mi identidad no reside en la cualidad adquirida de ser ciclista ni en la sexual de ser mujer. Me expreso normalmente en castellano, lo que me identifica con unos cuatrocientos millones de personas que, al ser tantos, enturbian de una manera insoportable mi capacidad de ser diferente. Soy más bien bajito, pero he visto suecos de mi estatura. Y de Madrid, que es donde he nacido, detesto tantas cosas que no sé si me apetece que me definan fundamentalmente por eso.

No puedo sentirme marroquí, porque no hablo el árabe de allí con ninguna fluidez y, además, no profeso la religión mayoritaria de allí, como no profeso la de aquí. Soy profundamente arreligioso.

Por la comida también está complicada la cosa, porque en Sicilia puedo estar años sin salirme de la dieta de la isla. Eso sí, podré echar de menos el jamón ibérico, pero también un buen sushi.

Catalán y vasco solo puedo serlo a medias, porque no hablo nada de euskara y mi catalán se refugia apenas en la lectura y el oído, no en la expresión verbal. Por lo demás, detesto las sardanas por aburridas, me gusta más el champagne que el cava, y prefiero el piano a la txalaparta.

¿Cómo encontrar mi identidad? Yo creo que lo mejor es no buscarla, porque siempre que he conocido a alguien que la buscaba lo hacía buscando un referente a quien detestar, alguien de quien sentirse diferente. Llegado a un extremo, el personal que se preocupa demasiado por las identidades acaba queriendo matar a otro. Y eso es un sentimiento impresentable. Sobre todo porque se le quiere matar por lo que aparenta (tener una identidad reconocible) y no por lo que es.

Un taxista con el que tuve una trifulca en una ocasión comenzó a quejarse de los delincuentes extranjeros. Cuando yo le dije que también los había de Madrid, me dijo con toda tranquilidad que esos eran “de casa”. Prefería una cuchillada de un paisano que la de un foráneo.

Un parlamentario catalán, naturalmente de Esquerra Republicana, montó hace muy pocos años, un lío exigiendo que las matrículas de los coches tuvieran un indicador de origen. Quería el CAT para su matrícula. Yo me niego a llevar en la mía un ES o un MAD. Prefiero la banderita europea. Y me gustaría mucho más que no nos pusieran ninguna.

Read Full Post »

Mujer Azul (Pedro Arjona)

Mi pintor guarro favorito, al que ne referí hablando de Schiele.

Read Full Post »

Cristianos o nada

 

Josep Torras i Bages fue un obispo catalán, ni más ni menos que de Vic, que es un lugar de mucho mérito nacionalista y clerical.

El obispo fue quien acuñó la frase: “Cataluña será cristiana o no será”. Tan eficaz eslogan tuvo su émulo, de modo que, después de su éxito, se trasplantó y los obispos españoles en general comenzaron a extender la consigna de “España será católica o no será”, algo más restrictiva pero con un sentido muy similar.

Durante la guerra civil los obispos españoles se empeñaron en conducir a los rebeldes para así asegurar la preminencia de la Iglesia, que había sido preterida por la República hasta el punto de ordenar la disolución de la Compañía de Jesús (una orden de carácter militar según su propio fundador) para asegurar una enseñanza laica y pública en un país pacato reaccionario y analfabeto. Los obispos elaboraron un documento clave para el armamento intelectual del franquismo en el que se definía como una cruzada la sangría que comenzaron los militares africanistas. Y dentro de ese armazón, tomó gran importancia la idea de que “España será católica o no será”. Eso tuvo sus consecuencias: con eso se mataba. Porque los que no eran católicos no eran España. Los católicos podían matar sin remordimientos a quienes no lo eran, o sea, los republicanos y toda suerte de elementos izquierdistas o revolucionarios que se alinearon contra el golpe. La frasecita es, se la mire como se la mire, homicida.

Ahora nos la ha sacado a relucir el ministro del Interior, en sus dos versiones, la catalana y la española. Un ministro de altos vuelos intelectuales que, según sus cercanos, atribuye la caída del muro de Berlín a la intervención de la virgen, que así se lo anunció a una pastorcilla. Es el mismo ministro que anunció la solución del secuestro de Publico Cordón para distraer el debate político, el que ha vuelto a hacer lo mismo con las mafias sinoespañolas para que olvidemos la amnistía fiscal.

Queda por darle pocas vueltas a la frasecita y sus variantes: “Cataluña será española o no será”. Bueno, Aznar está en ello.

Read Full Post »

Pilar Ruiz

 

A Pilar Ruiz le han pasado siempre cosas muy fuertes. Cuando era una cría, se la llevaron a Francia porque su padre era socialista y las tropas franquistas entraban a sangre y fuego en Euskadi (que estaba ya bastante a sangre y fuego). Después, estuvo en Francia y la familia logró volver a España, a un pueblo de Cataluña. Cuando Franco volvió a entrar donde ella estaba, ya no huyeron los Ruiz. Se fue con su madre andando hasta su pueblo, Hernani, en Guipuzcoa. Al llegar, vieron como sus bienes habían sido saqueados por piadosos vecinos. Y los Ruiz tuvieron que empezar de nuevo, callados, sin poder denunciar las tropelías a las que les habían sometido. Pilar se casó con un buen tipo, de apellido Pagazaurtundua, y tuvo tres hijos, Joseba, Iñaki y Maite. Todos fueron siempre de izquierda. Joseba coqueteó al final del franquismo con el entorno de ETA, pero lo dejó a tiempo, sin haber tenido relación ninguna con hechos de sangre. Se afilió al PSE y fue sargento de la Policía Municipal de Andoain. Cumplió con su deber y reventó comandos y persiguió a asesinos. Por eso le persiguieron los asesinos, ante la indiferencia de sus jefes políticos del ayuntamiento del pueblo y de la propia policía gobernada por el PNV. Le acabaron matando. Su madre no paró desde entonces de dar la cara, de exigir justicia. En una ocasión se enfrentó al obispo Setién en plena calle para reprocharle su connivencia con los asesinos. No callaba, ni calla, esta mujer, que se negó a abandonar su casa en San Sebastián pese a las presiones de los que siguen sin arrepentirse.

Ahora, Pilar ha tenido que abandonar su ciudad porque se ha roto una cadera. Es una mujer admirable. La cuida su hija Maite Pagaza, que ha heredado de su madre el valor y la claridad de ideas. De ella tendremos mucho tiempo para hablar. Hace unos días le hicieron un homenaje en el Kursaal, en Donostia. No pude ir. Pero creo que sabe que la admiro a ella tanto como a Pilar. Tendremos mucho tiempo para hablar. Porque estas mujeres tienen cuerda para rato.

Read Full Post »

Euskadi

Moraleja: el blog hay que escribirlo como si fuera un periódico. No se puede uno dejar llevar por la inmediatez. Mi amigo Xavier Pericay me avisa de un error garrafal: he escrito que la participación en Euskadi no llegó al 50 %, cuando pasó del 65. Lo que quería era meterme en el porcentaje de voto de abstención que no ha acudido al que, posiblemente, fuera su lugar natural. Por no releerse a uno mismo (que suele ser aburrido), ahí quedó la cosa. Pero no les aburro: es una sociedad enferma. Habrá tiempo de entrar en lo de destripar las estadísticas. Pido excusas por el apresuramiento.

Read Full Post »

Older Posts »